Quien tiene menos de treinta años y no es liberal, no tiene corazón;
Quien tiene más de treinta y sigue siendo liberal, no tiene cerebro.

Creo que es una de las mejores frases que he escuchado en mucho tiempo.

Define bastante bien a las nuevas generaciones; a veces, unos descerebrados fieles a sus ideales…

"Los edukadores" 2004.

Etiquetas: cine filosofia economía